Desde los primeros de su Gobierno, el presidente Horacio Cartes declaró que uno de los objetivos de su Administración era lograr que lo cosa pública se manejara en público, era una frase que englobaba la transparencia pública, los datos abiertos y el acceso de la ciudadanía a la información pública.Al principio, pocos actores políticos repararon en estas declaraciones del mandatario, incluso para los medios masivos de comunicación pasó como una pieza retórica. Los ciudadanos probablemente ni se enteraban de lo que se venía.En mayo del 2014, el Gobierno daba un paso hacia el establecimiento de una política de transparencia, sellando su compromiso con los objetivos de la Alianza de Gobierno Abierto (AGA), al sancionar la Ley Nº 5189 “Que establece la obligatoriedad de la provisión de informaciones en el uso de los recursos públicos sobre remuneraciones y otras retribuciones asignadas al servidor público de la República del Paraguay.”Esta ley permitió la creación de la Dirección de Acceso a la Información Pública y de sus oficinas correspondientes.Desde entonces, “la transparencia es una bandera importante de este Gobierno, de la sociedad civil y de todos los paraguayos”, dijo recientemente la ministra de Hacienda, Lea Giménez, durante una jornada de aprendizaje e intercambio de experiencias sobre transparencia pública, datos abiertos y acceso a la información.“La transparencia es tomada muy en serio por el Ministerio de Hacienda. El Estado debe trabajar de forma conjunta y armoniosa, de manera que pueda acercarse más a la sociedad, ya que lo más importante es que la gente confíe y crea en lo que hacen las instituciones”, insistió Giménez.Hace dos días, el presidente Horacio Cartes refrendó todo este esfuerzo afirmando con vehemencia que “a mí, en esta lucha de la transparencia y de gobernar y administrar bien, vivo no me van a sacar, solo muerto me van a sacar de esa lucha. No vamos a dar vuelta para atrás.””Ya no más aquellos que se creen dueños del partido. Sepan que la transparencia vino para no volver atrás, lo que es de la gente cada vez será de la gente”, dijo Cartes durante un almuerzo político en Capiatá.