Los registros de nacimiento emitidos en Alemania deberán contener una tercera opción además de “masculino” o “femenino” para denominar el género de las personas intersexuales.

DEUTSCHE WELLE. El Tribunal Constitucional Federal ha dictaminado que debe abrirse la opción de un tercer género en los registros de nacimiento emitidos en ese país.

La decisión publicada hoy en Karlsruhe establece que las personas intersexuales, que no son ni hombres ni mujeres, deberían poder registrar su identidad de género de manera positiva. Como base de su fallo, el tribunal se refirió a los derechos individuales protegidos en la Ley Fundamental alemana.

Los legisladores ahora deberán crear una nueva regulación para fines de 2018, en la cual se incluya el tercer género además de “masculino” y “femenino”. Algunas opciones podrían ser “inter” o “diverso”, u otra denominación “positiva”.

En el caso en cuestión, una persona intersex había hecho la solicitud de cambiar su género a “inter” o “diverso” en el registro de nacimiento. Él había sido registrado como una niña. Él no es un hombre ni una mujer, según un análisis cromosómico. La queja había fallado previamente en todas las instancias.

Las personas intersexuales son aquellas cuya composición genética, anatómica u hormonal no permite establecer si son hombres o mujeres.